Uso de cookies

FamiliaFacil.es utiliza cookies propias y de terceros. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso.

Aceptar Leer más

Matrimonio doméstico

Los matrimonios domésticos, se componen de dos personas, hombre y mujer, a las que normalmente les une un vínculo matrimonial. Si bien se dan casos donde las personas que trabajan juntas no tienen este tipo de relación.

Los matrimonios domésticos pueden ser internos (se alojan en la casa donde trabajan) o externos (van cada día trabajar al domicilio). Sin embargo se pueden dar casos donde la mujer es interna y, sin embargo, el marido es externo.

Tareas que desempeña el matrimonio doméstico

  • Limpieza de la casa, terrazas y patios (se reparten entre él y ella)
  • Cocinar, hacer la lista de la compra y comprar (se reparten entre él y ella)
  • Servir la mesa (se reparten entre él y ella)
  • Plancha y lavandería (normalmente, ella)
  • Hacer recados (normalmente, él)
  • Cuidar niños (alimentarlos, bañarlos, recogerlos en el colegio, llevarlos al parque, etc.) (normalmente, ella)
  • Cuidar ancianos (alimentarlos, bañarlos, acompañarlos al médico, llevarlos a pasear, etc.) (normalmente, ella)
  • Cuidar animales (alimentarlos, bañarlos y llevarlos de paseo) (normalmente, él)
  • Conducir (normalmente, él)
  • Labores de mantenimiento de la casa (normalmente, él)
  • Cuidado del jardín (normalmente, él)
  • Cuidado de la piscina (normalmente, él)

Ventajas y desventajas de los matrimonios domésticos

Esta modalidad de contratación tiene ventajas e inconvenientes para ambas partes que deberán ser sopesados.

Ventajas para la familia

  • Es una solución más económica. De esta forma el matrimonio cubre todas las tareas domésticas y se puede prescindir del jardinero, chofer, etc
  • Mayor seguridad de la vivienda: La vivienda no está nunca sola.
  • Disponibilidad de servicio durante un mayor número de horas, en el caso de los matrimonios internos.

Ventajas para el matrimonio

  • Trabajar juntos.
  • Para el hombre es la oportunidad de conseguir trabajo: normalmente son ellas las que llevan más tiempo en el país.
  • Se ahorran el gasto en vivienda: en el caso de matrimonios internos.

Desventajas para la familia

  • Se necesita una zona de la casa para que se alojen: menor intimidad para la familia.
  • Normalmente, los matrimonios quieren librar juntos los mismos días de la semana. No ocurriría si tuviesen dos internas que se alternan los días libres.
  • El nivel de experiencia de las dos personas suele estar descompensado.
  • Menor seguridad en el empleo: ya que si uno no funciona suele implicar la salida de las dos personas del trabajo.
  • Si hay problemas en el matrimonio doméstico: probablemente repercutirán en su desempeño laboral.

Desventajas para el matrimonio

  • Menor privacidad.
  • La vida familiar se restringe a horarios de trabajo
  • Sentimiento de estar trabajando todo el día: no hay corte psicológico.
  • Horarios más amplios

Horarios y días libres de los matrimonios domésticos

Los matrimonios domésticos puede ser internos o externos.

Matrimonios domésticos internos. En el caso de ser internos librarán día y medio (los más habituales son: sábado tarde y domingo, jueves tarde y domingo).

Matrimonios domésticos externos. Normalmente, los matrimonios domésticos externos trabajan de lunes a viernes, pero no es extraño que en ocasiones lo hagan los sábados hasta el medio día.

Salario y tarifas de los matrimonios domésticos

Los matrimonios domésticos suelen ser remunerados con un sueldo mensual.

Salario mensual. El rango salarial va de los 700 € a los 1300 €/mes y varía en función de:

  • Las provincias (se pagan mejores salarios en las grandes ciudades).
  • El tiempo de experiencia total (nacional e internacional) y el nivel de desempeño de las tareas pertinentes.
  • Si alguno de los dos posee el carné de conducir español