Uso de cookies

FamiliaFacil.es utiliza cookies propias y de terceros. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso.

Aceptar Leer más

Cómo ser profesional en el puesto de empleada de hogar

Has tenido una entrevista satisfactoria y ¡ya tienes tu puesto de trabajo!

Bien, ahora es hora de demostrar a tu empleador que no se ha equivocado en su decisión.

Por favor, lee atentamente las siguientes recomendaciones que deberás tener en cuenta:

Puntualidad

Dejar de ir al trabajo o llegar tarde puede ocasionar graves problemas a tu empleador y disminuirá la buena imagen que tenga sobre ti. Cualquier esfuerzo por ser puntual en todo momento es importante al igual que realizar siempre una llamada telefónica para comentar que te ha pasado.

Fiabilidad

Cuando dices que vas a hacer algo y/o que vas a ir a algún sitio, otros confían en que lo hagas. Esto es lo que le da la íintegridad! y le hace a alguien en quien los demás pueden confiar.

Respeto

Cruzar las fronteras con su empleador no solo puede causar problemas en su relación y ser embarazoso sino que también puede causar el despido. Es mejor no cruzar esas ífronteras!. Recuerde que sus problemas personales no deben afectar a su trabajo y su empleador no es responsable de ellos.

Honestidad

Cualquier indicio de historia inventada o evidente mentira no está bien visto. A veces puede ser difícil revelar la verdad pero son más respetados aquellos que son sinceros. Ser alguien en quien se puede confiar es admirable y valioso en la relación con su empleador.

Actitud Positiva

Tu actitud es crucial para que la familia para la que deseas trabajar te siga teniendo en cuenta. Todos tenemos preocupaciones personales, trasladarlos al trabajo es una distracción y puede ser un problema para los demás.

Trabajar Duro

Aflojar el ritmo en cualquier cosa que hagas está mal visto. Puedes empezar fuerte y poner todo tu esfuerzo en tu trabajo pero si con el tiempo dejas de hacerlo, todos tus esfuerzos anteriores serán olvidados. Todo lo que queda en la memoria de uno es el nivel actual de productividad que alguien tenga. Es necesario un esfuerzo constante y continuado.

Flexibilidad

Las cosas no salen siempre tal y como están previstas. Sera necesario que aprendas a aceptar las cosas tal y como salgan. La rigidez puede ser sofocante y puede ser visto por su empleador como falta de adaptabilidad al cambio. Ciertas rutinas en el trabajo pueden ser confortantes, sin embargo algo no planificado también puede ser interesante y desafiante.

Inteligencia

No es inteligente pensar que uno ya sabe de todo. Un esfuerzo por aprender cada día algo nuevo acerca de tu trabajo y, además, aprender en tus habilidades siempre va a ayudarte a ser mejor en lo que haces. Trata de mejorar tus recetas y ampliarlas así como limpiar en aquellos sitios en los que no se suela limpiar e intenta encontrar nuevas formas de motivar a los niños ahora que ya conoces mejor su personalidad e intereses.